Palomino está de moda

Ubicado entre Santa Marta y Riohacha, este destino cada vez sube más puestos en la lista de lugares para visitar en Colombia. Su carácter de pueblo, la tranquilidad y belleza de sus playas y la variedad de opciones que se ajustan a los distintos presupuestos son sus principales aliados.

Palomino está de moda. Y no precisamente por ser uno de esos destinos fotogénicos en los que cada esquina da para una foto perfecta de Instagram. Está de moda desde hace unos cuatro años porque su calle principal (a propósito, extensa, sin pavimentar y un poco rocosa) se adapta al ambiente que cada turista elija vivir. Hay hostales de bajo y alto presupuesto con la respectiva variación de comodidades, hay restaurantes para paladares exigentes y para quienes eligen desayunar y cenar empanada de camarón, y al final hay una playa tranquila con un mar un tanto agitado.

Palomino está ubicado entre los departamentos de Magdalena y La Guajira, a menos de dos horas por carretera desde Santa Marta o Riohacha para ser exactos. Si salen de Santa Marta se pueden dirigir al mercado y tomar el bus cuyo pasaje por persona cuesta $10.000. Ahí no hay pierde, bien sea porque el letrero dice “La Guajira” o porque hay personas gritando “Parque Tayrona, Palomino”. En el camino se puede apreciar la naturaleza y ver el ingreso al Parque Natural.

Al llegar no espere ver una terminal de transportes, indíquele al señor del bus que lo deje en la estación de gasolina, desde allí se observa la zona comercial del corregimiento, donde hay droguerías, puestos de comidas rápidas, billares y sitios para bailar. También están los avisos con los nombres de las playas y algunos sitios de hospedaje; se puede ir caminando o alquilar un servicio de moto por menos de $5.000 que lo lleve hasta su destino.

 

Comparte los la magia de Colombia